Ocho empresas del Puerto Viejo y 250 estudiantes han participado en esta iniciativa.

Barcelona. La Casa del Mar de Barcelona ha acogido esta semana la sesión final del proyecto de promoción e innovación profesional Port Innova, impulsado por el Port de Barcelona, a través de Port 2000, y con el apoyo de inductivo, la Fundación BCN Formación Profesional y el Consorcio de Educación de Barcelona. El objetivo de Port Innova es acercar la actividad que llevan a cabo 8 de las empresas instaladas en el Puerto Viejo a posibles futuros trabajadores que actualmente cursen estudios de Formación Profesional. Es decir, convertirse en un punto de encuentro donde empresas, centros educativos, emprendedores y la ciudadanía puedan impulsar la generación de valor económico, social y cultural.

Partiendo de diferentes retos sociales y de empresa elegidos por cada una de las compañías participantes, los casi 250 estudiantes de los 16 centros de formación profesional seleccionados han tenido que generar ideas creativas para acabar presentando un proyecto innovador. Para llegar a este punto, y después de 12 meses de trabajo, la semana pasada tuvo lugar en el Club Atlètic Barceloneta la aceleradora de proyectos Port Innova. Durante 3 jornadas se reunieron los alumnos y tutores participantes con expertos en innovación y emprendimiento y representantes de las empresas que forman parte de la iniciativa con el objetivo de completar los proyectos innovadores planteados.

Este proceso de 3 fases -retos, ideas y proyectos- se cerró el pasado miércoles con la sesión final en la que se presentaron los proyectos finalistas seleccionados por las empresas y se entregaron los premios a los mejores trabajos. El jurado, integrado por representantes de las empresas participantes y de las entidades colaboradoras, valoraron la viabilidad del proyecto, la originalidad de la idea, el nivel de desarrollo y la calidad de la presentación.

 

La boya Arduino

El proyecto ganador fue “La boya Arduino” del Instituto Anna Gironella de Mundet (distrito de Horta-Guinardó), que responde al reto planteado por el Port de Barcelona de buscar un nuevo sistema de monitorización digital marítimo que midiera oleaje, temperatura y nivel del mar y tuviera un bajo coste de fabricación y un fácil mantenimiento. El premio consiste en un viaje a Berlín en el que los alumnos tendrán ocasión de participar en un taller de innovación.

Los impulsores de Port Innova destacaron el alto nivel de los proyectos que han llegado a la final. Entre los trabajos presentados destacan los que han desarrollado herramientas tecnológicas para facilitar e incrementar la venta de excursiones a cruceristas; un sistema para optimizar las tareas de mantenimiento de la plataforma de botadura de grandes buques; o los destinados a ayudar a las tripulaciones de los megayates que atracan en la ciudad para situarse mejor en Barcelona y para acercarlos a la Barceloneta, con el objetivo de mejorar la convivencia entre el barrio y las marinas de la ciudad.

 

Cofradía de Pescadores de Barcelona.

No podemos negar que de los proyectos presentados, para la Cofradía pasaron 4 de los mas de 120 proyectos, que se hicieron.

Los 4 finalistas eran :

LA LLAUNETA –

PEIXET BARCELONÍ  “ PEIX DE LA BARCELONETA “

SELLO CALIDAD

ESCATES